martes, 29 de enero de 2008

Las Tetas de Viana

(fuente: http://www.guadalajaradosmil.es/noticia.asp?ref=12380)


Los ‘pechos’ de la Alcarria
Un paseo por las tetas de Viana y su entorno


Hay un refrán por la zona que dice: “Tetas de Viana, muchos las ven pero pocos las maman”. Así son estos atributos naturales que se asoman sobre las parameras cercanas a Viana de Mondéjar, símbolo de la madre naturaleza de la Alcarria. Dos enormes peñas peladas que sorprenden al viajero por su imponente firmeza, impolutas y limpias. Pero si espectaculares son por fuera, más lo son aún desde lo alto, porque las vistas que dominan, son cuanto menos asombrosas, llegando incluso a verse, en días claros, todos los grandes picos de la provincia.


El propio Camilo José Cela quiso coronar estas peñas e inmortalizarlo después en su ‘Viaje a la Alcarria’. Precisamente, esa mención es la que ha provocado que las Tetas de Viana reciban a más visitantes que nunca, incluso existen unas escaleras metálicas para poder ascender a la Teta sur y contemplar el relajado prado que cubre este ‘pecho’ natural. Se cuenta incluso, que los pastores suben hasta esta cima a sus ovejas enfermas para evitar contagios al resto del rebaño. Una práctica que parece evidenciar una especie de mágico culto natural a estas moles alcarreñas, muy en consonancia con rituales pretéritos relacionados con la ganadería.


Pero es que además, estas espectaculares Tetas, acaba de recibir un nuevo título, el de monumento natural. Comprende una superficie de 115,63 hectáreas y se encuentra en el término municipal de Trillo, dentro de la pedanía de Viana de Mondéjar.


La singularidad y representatividad de este paraje posee unos valores geológicos y geomorfológicos únicos, puesto que los dos majestuosos cerros testigo casi idénticos, forman uno de los paisajes geográficos de carácter tabular más singulares de la submeseta sur, con una altura de 1.145 metros de altura, lo que significa que es el punto más elevado de La Alcarria.Dentro de la comunidad faunística, destacan las colonias de avión roquero y grajillas ubicadas en los escarpes calizos así como la presencia, al ser esta zona parte de su área de campeo, de águila real y buitre leonado, especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. Además, estos valores también han motivado la inclusión de la zona dentro de la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).


Así que aquí tienen una excursión apasionante, que les llenará por la belleza de la naturaleza que contemplen, respiren y en definitiva sientan, y si además, aliñan esta suculenta propuesta con una visita por el municipio de Trillo y de alguno más de la zona, obtendrán una completa y gustosa receta de la que podrán presumir haberla realizado. Quedan emplazados por tanto, a conocer los ‘pechos’ de La Alcarria.


El despoblado de Villaescusa de Palositos

La despoblación que de una manera paulatina ha ido esquilmado los pueblos de la provincia de Guadalajara, tienen un ejemplo palpable en Villaescusa de Palositos, cercana a las Tetas de Viana y que no alberga durante el invierno a ningún habitante. Se ha quedado vacío, mientras las viejas piedras de sus casas e iglesia, parecen abatirse tristes ante el mudo bullicio que padecen durante gran parte del año.


Sin embargo, una visita a este despoblado y a sus edificios más antiguos, puede evocar un tiempo pasado de mayor esplendor y prácticas de vida cuasi medievales. Porque su iglesia románica sigue mostrando su esbelta figura románica, cada vez más deteriorada ante la dejadez y el abandono, muestra de aquella localidad que fue, que perteneció al Común de Villa y Tierra de Huete, que fue excusada de pertenecer a ningún señorío desde el siglo XI –de realengo por tanto–, pero que no le ha servido para quedarse sin pobladores y que parece echar en falta una nueva repoblación moderna para revitalizar –con seso– sus vetustas calles y edificios.


Así que quedan emplazados a conocer estas yermas tierras alcarreñas, ideales para el retiro y la meditación, ofreciendo a sus sentidos el añejo sabor del medio rural pausado, austero y natural.


Cómo llegar

Desde Guadalajara tomar la N-II hasta el km. 101, desde donde hay que desviarse para tomar la N-204 hasta Gárgoles de Abajo, para tomar la CM-2115 que conduce hasta Trillo y seguir hasta la CM-2053 hasta Viana de Mondéjar.


Dónde dormir y comer


Centro de Turismo Rural ‘El Colvillo’.

Tfnos: 949 815173, 656392897.


En Trillo.

Mesón Víctor, C/La Vega, s/n.Tel: 949 815010. Trillo

Restaurante Rincón de Teófilo.

C/ San Bernardo 2.Tel: 949 815301.

Balneario Carlos III de Trillo.

Paraje Finca del Balneario. Tel: 901222902.

1 comentario:

Carlos. dijo...

Ha sido una sorpresa encontrarme a Villaescusa de Palositos en este blog de El Pozuelo, lo que agradezco sinceramente.
Desgraciadamente hoy no queda ni rastro de sus calles ni de sus casas, han sido arrasadas unas y otras habiéndose convertido en un monton de escombros bajo la protección de su también malherida iglesia románica. Tengo una página dedicada a Villaescusa de Palositos cuya dirección es www.villaescusadepalositos.com en ella podréis observar como era y en lo que la han convertido. Saludos, Carlos.